Tres eventos astronómicos que no puedes dejar pasar en 2017

por el 01/01/17 at 12:00 am

“El cosmos es todo lo que es, todo lo que fue y todo lo que será”. — Carl Sagan

Imagen referencial del eclipse total de Sol visto en el extremo norte de Australia el 13 de noviembre de 2012. (Romeo Durscher)

Importantes eventos astronómicos nos esperan para este año.

Recogemos tres de ellos para que la experiencia de contemplar los cielos durante este 2017 que hoy se inicia sea memorable.

Trayectoria de la sombra lunar durante el eclipse total de Sol del 21 de agosto de 2017. (Time and Date)

El gran eclipse americano

Algunos medios y personalidades estadounidenses desde hace un tiempo lo denominan como “el gran eclipse americano”. Y tienen razón. Será el primer eclipse total de Sol en los Estados Unidos desde 1979 y el primero de costa a costa desde 1918.

El 21 de agosto la sombra de la Luna oscurecerá en su recorrido amplias zonas de los estados de Oregon, Idaho, Wyoming, Nebraska, Misuri, Kentucky, Tennessee y Carolina del Sur. Además de tocar porciones de Kansas, Georgia y Carolina del Norte.

Aspecto que tendrá el disco solar en el punto máximo del eclipse de Sol del 21 de agosto de 2017, visto desde Santo Domingo. (Time and Date)

En la República Dominicana este eclipse de Sol será apreciado de forma parcial, con una magnitud (diámetro solar eclipsado) de 78 % en el máximo, la mayor desde el eclipse del 26 de febrero de 1998, que alcanzó un 84 %, y superior al apreciado en el país el 8 de abril de 2005, cuya magnitud fue de 68 %.

Para Santo Domingo el eclipse del próximo agosto iniciará a las 2:04 de la tarde, alcanzará el punto máximo a las 3:29 y culminará a las 4:43.

Imagen tomada cerca de Szubin, Polonia, en la que la hija del fotógrafo posa junto a Júpiter a la izquierda y Venus a la derecha, durante la conjunción de ambos cuerpos en marzo de 2012. (Marek Nikodem)

La danza de Venus y Júpiter

Una vez más los brillantes Júpiter y Venus se acercarán de forma aparente en la bóveda celeste, en esta ocasión separados por 0,26 grados, poco antes del amanecer del 13 de noviembre.

Aunque el resplandor del Sol (cuya salida será a las 6:45 en Santo Domingo) podría complicar la observación, para las 6:10 de la mañana Venus y Júpiter ya estarán colocados a cinco grados sobre la línea del horizonte, en dirección Este-Sureste.

La observación favorable de esta conjunción planetaria dependerá de cielos libres de contaminación lumínica y un horizonte totalmente despejado.

El lucero del alba (o la tarde) y el coloso del Sistema Solar volverán a aproximarse el 22 de enero de 2019, pero no tanto como en este 2017, y mucho menos como en la última ocasión (el 27 de agosto de 2016) cuando estuvieron separados por 0,07 grados.

Imagen referencial que muestra las diferencias entre una superluna y una Luna llena durante su mayor distanciamiento con respecto a la Tierra. (Julio Novo)

La superluna de diciembre

El 3 de diciembre ocurrirá la única superluna llena de 2017, y será la primera en casi un año.

Las superlunas se producen cada vez que nuestro satélite natural alcanza su mayor aproximación a la Tierra (perigeo) un poco antes, durante o un poco después de la Luna llena o nueva, y suelen ser más brillantes y ligeramente más grandes que una Luna llena promedio.

Extra: un eclipse penumbral de Luna y dos lluvias de meteoros

La noche del 10 de febrero se producirá un eclipse de penumbra de Luna, visible desde la República Dominicana entre las 6:34 y las 10:53. En este tipo de eclipses la Luna se interna en la zona menos densa de la sombra de la Tierra, por lo que su oscurecimiento no es tan notorio como en los eclipses totales, cuando nuestro satélite se interna en la zona más oscura de la sombra terrestre y adquiere el característico tono cobrizo.

Durante el pico de mayor actividad de las lluvias de meteoros Eta Acuáridas (6 y 7 de mayo) y Perseidas (12 y 13 de agosto), se podrán observar hasta 60 meteoros por hora. Los radiantes de las “lluvias de estrellas” más espectaculares de todo el 2017 se encuentran en las constelaciones Acuario y Perseo, respectivamente.